TERCERA VÍA denuncia que el pasteleo de PP y PSOE con las medidas para parar desahucios sólo pretende salvar los muebles “una vez más” a los bancos

El presidente de la Confederación de Agrupaciones Políticas Independientes (TERCERA VÍA), Carlos Delgado Pulido, critica que otra vez se excluya al resto de formaciones políticas y a los movimientos sociales para reformar la legislación. “También es curioso que cuando se trata de poner en cintura a los bancos se hable de que se sometan a un código ético o deontológico, y para los ciudadanos la única respuesta sea el código penal”


 

TERCERA VÍA, la organización nacional más importante de partidos independientes y que aglutina a cerca de 200 ediles, una veintena de alcaldías y 50.000 votos fruto de las últimas elecciones municipales, quiere censurar el comportamiento que se está llevando a cabo tanto por el gobierno de la Nación (PP) como por el PSOE a la hora de modificar la legislación que afecta a los desahucios hipotecarios. Para TERCERA VÍA, además de que sólo se está intentando paliar los síntomas, sin incidir en las causas subyacentes (un sistema económico injusto y depredador), y sin adoptar de inmediato medidas clave como la dación en pago, los dos partidos vuelven a actuar como uno solo (el conocido PPSOE) para salvar los muebles a la banca, ya que las medidas que se proponen ni cuentan con el consenso de otros grupos políticos ni con las movimientos sociales más conocedores de la problemática y suponen, en realidad, un balón de oxígeno para los propios bancos, cuya imagen social está por los suelos porque son responsables morales de las muertes que con sus abusos se están produciendo fruto de la desesperación.

El presidente de TERCERA VÍA, Carlos Delgado, insta al gobierno a que en la mesa de negociación estén el máximo número de fuerzas políticas representativas y las organizaciones que más trabajan y conocen esta materia. “Ya está bien de actuar de espaldas a la ciudadanía como con la reforma constitucional express para someternos a los mercados. También es inaceptable que siempre se anden con paños calientes con la banca, a la que nunca se le exige nada. Mientras a ellos se les pide que se sometan a un código ético, a los ciudadanos sólo se nos responde con el código penal”.

 

 


 

Actualizado (Viernes, 31 de Julio de 2015 11:22)